A todas las personas nos encanta viajar, pero lamentablemente en ocasiones no disponemos del efectivo para poder llevarlo a cabo.

Las vacaciones de Semana Santa están muy próximas y si tienes ganas de salir, pero sientes que no te alcanzará tu dinero, aquí tienes cuatro consejos para planificar tu viaje sin desfalcar tu cartera.

Para evitar un descontrol financiero es necesario que realices un presupuesto. En primer lugar debes checar el destino más viable y la cantidad que dispones para no rebasar tu límite de gastos.

1.Elige tu mejor destino

Actualmente existen varias aplicaciones y páginas web donde puedes checar las opciones de viaje. Mi consejo es que selecciones la que sea “buena, bonita y barata”.

Mi recomendación es que entres a la página Gurú del viaje, donde podrás cazar las mejores ofertas de viaje en internet. En este sitio constantemente publican los mejores precios en vuelos y te re-direccionan a los portales en los que podrás adquirir tus boletos.

2.No te hospedes en un hotel

Aunque resulta muy atractivo disfrutar de tu estancia en un hotel y más si vas a un lugar donde hay playita y alberca, monetariamente no es la mejor opción.

Actualmente existen posibilidades de rentar una casa o un departamento a un precio mucho más accesible y con la calidad deseada.

La app más famosa para este tipo de servicios es Airbnb (airbed and breakfast), en la que encontrarás una gran variedad de propiedades en 192 países y 33 mil ciudades. Esta empresa se dedica a la oferta de alojamientos a particulares y turísticos, donde varios dueños publican sus propiedades para renta.

3.Evita usar tu tarjeta de crédito

A pesar de que la TDC (Tarjeta de Crédito) te podría sacar de un gran apuro y disfrutar de un viaje sin limitaciones, no es la mejor opción.

Varios expertos en la materia han revelado que para contar con finanzas saludables no debemos adquirir servicios o bienes que pierdan su valor antes de que los termines de pagar.

4. Recorta tus gastos

Recuerda que por ser Semana Santa, la demanda de servicios se eleva, y por lo tanto también los costos; muchas personas optan por comprar cosas en los supermercados y así evitan los gastos en restaurantes y bares en la medida de lo posible.

Un dato importante a considerar también es dejar un “colchoncito” para cualquier imprevisto, así que dentro de tu presupuesto debes destinar una cantidad  “extra” para cualquier emergencia.

Si viajas en auto, revísalo antes de salir a carretera; verifica que éste se encuentre en óptimas condiciones y que cuente con seguro, así evitarás poner en riesgo tu seguridad, la de tus acompañantes y por supuesto tu economía.

Aprovecha esta Semana Santa para echarte unas cubabies con tus compitas y sin la preocupación de quedarte sin lana. Una de las mejores opciones es armar un plan en equipo, ya que mientras más personas te acompañen, los gastos se dividen y así podrán pagar lo mínimo.