* Un periodista de EUA perdió todo lo que tenía en su iPad por culpa de su hijo. La bendición le bloqueó el aparato por medio siglo.

Cuando nos compramos un gadget, lo cuidamos más que a nuestra propia vida, pues nos costó y bastante, por cierto.

Pero ¿qué pasa con los papás millennials? Ellos también tienen derecho a comprarse sus juguetes tecnológicos ¿o no?

Si bien uno cuida sus gadgets como a la niña de sus ojos, se supondría que sería el doble si hay bendiciones presentes.

Esta es la historia de uno de esos papás que pensó que podía dejar su juguete con la bendición rondando.

Evan Osnos, un periodista estadounidense que dejó su iPad en manos de su pequeño niño y todo le salió mal.

El pequeño de tres años logró bloquear el iPad de su papá, por más de 25 millones de minutos.

Evan creyó que era una especie de broma, incluso publicó el hecho en sus redes sociales.

“Uh, esto parece falso pero así quedó nuestra iPad hoy luego de que nuestro hijo de tres años tratara (en repetidas ocasiones) de desbloquearla. ¿Alguna idea?”, dijo Osnos.

De inmediato los usuarios comenzaron a burlarse de la situación, y los “anti niños” se hicieron presentes.

Pero hubo quiénes sí lo quisieron ayudar y le dieron consejos, el más acertado fue el de: “llévalo a una tienda Apple”.

Más tarde, Evan compartió en su red social una actualización sobre lo que pasó después.

Resulta que le dijeron que debía mantener presionado el botón de encendido por algunos segundos.

Eso, hasta que el iPad comenzará el proceso de restauración. Obviamente todo lo que ahí había se perderá.

No cabe duda que los niños y la tecnología no van de la mano.

Foto: Evan Osnos @eosnos