* La prueba de vuelo no tripulado Demo-1, demostrará la capacidad para lanzar con seguridad a la tripulación a la estación espacial y regresarlos a la Tierra.

Este sábado 2 de marzo se llevará a cabo el despegue de SpaceX Falcon 9 para Demo-1, del Centro de Control Kennedy, ubicado en Cabo Cañaveral, Florida, en lo que será la primera prueba de vuelo de la cápsula Crew Dragon de la NASA, misión no tripulada hacia la Estación Espacial Internacional (EII).

Se trata de la primera misión de prueba de este tipo, de una nave espacial y un cohete estadunidense, diseñada y operada comercialmente para humanos, indicó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) en su página de Internet.

La prueba de vuelo no tripulado Demo-1, demostrará la capacidad para lanzar con seguridad a la tripulación a la estación espacial y regresarlos a la Tierra.

Steve Stich, gerente de lanzamiento y subdirector del Programa de tripulación comercial de la NASA, señaló que esta misión es un paso importante para devolver el vuelo espacial humano al suelo estadunidense, en la que los equipos de Space X y la NASA trabajan juntos.

SpaceX comandará el lanzamiento de Crew Dragon y Falcon 9 desde el histórico Centro de Control Kennedy, que supervisó el despegue de las últimas 15 misiones del transbordador espacial.

“Nuestros objetivos principales son validar tantos aspectos de los sistemas de la nave como podamos sin una tripulación a bordo, monitorear su aproximación y acoplamiento a la estación espacial, y luego monitorear el desacoplamiento, desorbitación y entrada”, dijo Mike Lee, gerente de la misión de la NASA para la prueba de vuelo Demo-1 de SpaceX.

Mientras Crew Dragon asciende al espacio, SpaceX lo comandará desde su centro de control de la misión en Hawthorne, California, y los expertos de la NASA monitorearán las operaciones a lo largo del vuelo desde Mission Control, Houston, en el Centro Espacial Johnson.

Para la Demo-1, Crew Dragon llevará alrededor de 400 libras de suministros y equipo de la tripulación a la estación espacial y devolverá algunas muestras de investigación críticas a la Tierra.

La nave permanecerá acoplada a la estación espacial durante aproximadamente dos semanas. En futuras misiones, Crew Dragon podrá permanecer en la estación hasta 210 días, para la rotación de la tripulación de la NASA y después de desacoplar a la EEI, iniciará el regreso a la Tierra.

Los objetivos adicionales de la misión incluirán una salida segura de la estación, con un despliegue de paracaídas para reducir la velocidad de la nave antes de la caída en el Océano Atlántico frente a la costa de Florida.

Posteriormente, Go Searcher, barco de recuperación de SpaceX, rescatará a Crew Dragon y lo transportará de vuelta al puerto.

La NASA y SpaceX utilizarán los datos de Demo-1 para prepararse aún más para Demo-2, la prueba de vuelo tripulado que llevará a los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley a la Estación Espacial Internacional, en el mes de julio.

Asimismo, la agencia espacial estadunidense validará el rendimiento de los sistemas de SpaceX antes de enviar a la tripulación a bordo del vuelo Demo-2.

El equipo comercial trabaja con Boeing y SpaceX para diseñar, construir, probar y operar sistemas de transporte humano seguros, confiables y rentables a órbita terrestre baja.

Ambas compañías estiman realizar pruebas de vuelo con astronautas de la NASA en 2019, lo que restablecerá la capacidad de lanzamiento humano hacia el espacio y desde la EEI.

Foto: Archivo