* La famosa sonda de la NASA, Voyager 2, se encuentra a poco tiempo de salir de nuestro Sistema Solar y adentrarse en el vasto y oscuro espacio interestelar

 

Hace poco más de cuarenta años, cuando muchos de nosotros ni siquiera existíamos, la NASA lanzó al espacio dos sondas gemelas que se han convertido en una leyenda de la exploración espacial; las Voyager 1 y 2.

En aquel entonces muy pocos creyeron que las sencillas sondas pudieran durar tanto tiempo en el espacio, y sobre todo enviando mares de información a la Tierra.

Luego de un largo viaje en que han visitado planetas y lunas, en agosto de 2012 la primera de ellas, la Voyager 1, lograba algo que jamás se habían imaginado, salir del Sistema Solar para adentrarse en el oscuro e interminable espacio interestelar.

Ahora, en su hermana gemela, la Voyager 2, situada a 17.000 millones de kilómetros de la Tierra, está muy cerca de cruzar esta misma frontera.

 

Lo que se sabe hasta ahora es que desde 2007, la Voyager 2 viaja a través de la capa más externa de la heliosfera, la vasta burbuja que rodea el Sol y los planetas dominada por el material solar y los campos magnéticos.

Cuando la sonda salga de la heliopausa (la capa externa de la helioesfera donde la radiación solar se encuentra con la que procede de otras estrellas), será oficialmente el segundo objeto hecho por el hombre que se adentra en el espacio interestelar.

Los expertos de la NASA están seguros que esto ocurrirá en poco tiempo pues, el personal del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) recibió información a finales de agosto sobre un aumento en los rayos cósmicos que se originan fuera de nuestro Sistema Solar, en concreto estas partículas que impactan a la sonda han aumentado en un 5%.

 

 

Imagen: Twitter

 

También te puede interesar:
NASA logrará “tocar el Sol” gracias a la sonda solar Parker
(VIDEO) EU quiere conquistar el espacio con su fuerza militar