• Especialistas están preocupados porque encuentran ballenas varadas en las playas, que según las revisiones físicas murieron por falta de alimento

Científicos estudian la posibilidad de que exista alguna relación entre el cambio climático y la capacidad de carga de las ballenas grises.

la investigación se generó después de hallar a más de 60 individuos muertos, al parecer por inanición en la costas del estado de Alaska.

Los especialistas están preocupados porque encuentran ballenas varadas en las playas, que según las revisiones físicas murieron por falta de alimento.

Comentan que la población de esos cetáceos habría alcanzado su capacidad de carga.

También te puede interesar: ¡Cómo basureros! Así utilizaban a 81 cenotes en Yucatán

Los hechos

En los últimos días, una ballena la encontraron muerta en las costas del centro sur de Alaska.

Activistas hallaron otro ejemplar en la playa de la isla Kodiak, uno más cerca de la localidad de Córdoba.

Un cuarto individuo en Turnagain Arm, donde previamente fue descubierto el cadáver de otro cetáceo.

Los biólogos llevaron a cabo necropsias y sólo faltan los resultados de los exámenes realizados a dos de las ballenas, pero casi es seguro que confirmarán la muerte por inanición, afirmó Julie Speegle, portavoz de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

Las ballenas grises realizan una migración a México de 10 mil millas de ida y vuelta cada año y recientemente, a su regreso, han sido vistas viajando al norte de la costa de Alaska, pero en un número inusualmente alto.

John Calambokidis, biólogo de la organización sin fines de lucro Cascadia Research en Olympia, afirmó que tal vez la población de ballenas grises ha alcanzado su capacidad de carga, lo que significa la cantidad de individuos que el océano puede soportar con el suministro de alimentos disponible.

Un total de 222 ballenas muertas se documentaron en ese periodo, una cifra excesiva en comparación con las 87 que se produjeron entre 2017 y 2018.

Las ballenas grises estuvieron casi en peligro de extinción debido a la caza.

Estuvieron protegidas por la Ley de Especies y la población se recuperó, por lo que en la actualidad se estiman unos 27 mil individuos, según NOAA.

Desde Digitallpost te puede interesar: Diputada gringa se viste de mesera; exige aumento al salario mínimo

Imagen: Especial