ESTADOS UNIDOS.- Elon Musk, la mente maestra (y también los millones de dólares) de Tesla y SpaceX, tiene en mente un nuevo proyecto: Neuralink, por medio del cual busca conectar al cerebro humano con las computadoras, por medio del desarrollo de una revolucionaria interfaz.

Esta nueva empresa se centrará en una tecnología de “encaje neuronal” que consiste en implantar minúsculos electrodos en el cerebro capaces de transmitir o “importar” pensamientos de o hacia una computadora o dispositivo electrónico.

Se espera que Elon Musk, ocupe un rol importante en la dirección que tome esta nueva empresa. El magnate, tiene la firme creencia de que conectar directamente los nervios a computadora, puede aumentar el poder del cerebro, lo que le daría a los seres humanos, una importante ventaja sobre la inteligencia artificial. De ahí su interés particular en llevar a buen puerto a Neuralink.

“La inteligencia artificial nos dejará muy atrás. Podríamos convertirnos en mascotas de las máquinas”, explicó Musk. “Creo que la mejor solución es tener una capa de inteligencia artificial que pueda funcionar bien biológicamente dentro de nosotros”, agregó.

Vale señalar, que esta idea no es algo nuevo. En el 2015, un grupo de científicos de Harvard desarrolló una malla de electrodos que se despliega sobre la corteza cerebral mediante una inyección para estimular diferentes partes del cerebro.

A corto plazo, Musk pretende crear implantes que puedan usarse para tratar enfermedades como la epilepsia o la depresión. Pero su objetivo final es desarrollar una red neuronal que pueda implantarse en nuestro cerebro y que nos permita funcionar “mejor” gracias a la inteligencia artificial; una especie de médula electrónica.