¡No hay que gastar en algo que no necesitamos!

Casi a todos nos sucede que, aunque tenemos destinado cierto presupuesto de gastos, el dinero se nos va de las manos y prácticamente llegamos en cero o menos cero a la siguiente quincena.

Esto sucede porque no ponemos atención a los gastos hormiga. Esos que, sin darte cuenta te chupan hasta desangrarte.

Esos pequeños antojos, caprichitos y más, que de manera cotidiana, sueles regalar al godín que llevas dentro y que crees que no representan una fuerte cantidad.

También te puede interesar: ¡Cuida tu lana! Evita los 7 pecados capitales de las finanzas

Aquí te dejo unos consejitos para que reflexiones y hagas algo para no caer en bancarrota.

1. Prepara tu café en casa.

Empezar el día con un rico café es muy grato y necesario para muchos de nosotros, pero comprarlo en algún establecimiento nos cuesta mucho. Piénsalo. Por lo menos 50 pesos, lo que al mes representa 1000 pesitos.

Mejor será que lo lleves de tu casita en un lindo termo.

2. Trata de no consentirte con tantos antojos.

Está bien que de pronto te consientas con algún antojito que aparezca en tu camino, tipo tamales, gorditas, quecas, dulces y más, pero esto no debe ser constante, porque además de que te llevarán a la ruina también te dejarán algunos kilitos de más.

3. Cuidado con las propinas

Es de buena educación  dar propinas por los servicios que recibimos, pero ten cuidado, ya que muchas veces en ese rubro se nos va una enorme cantidad.  Sólo te aconsejo hacer cuentas de la cantidad que sale de tu bolsillo por este concepto y considéralo al momento de hacer tu presupuesto.

4. Analiza en qué te conviene más gastar.

A veces decidimos no gastar en algo necesario y lo sustituimos por cosas que al final del día nos cuestan más, como por ejemplo estacionamientos. Decidimos dejar nuestro auto en la calle, y terminamos con gastos de parkímetros y franeleros.

5. Elige paseos menos costosos.

Divertirte y pasártela muy bien no implica que debas gastar mucho.

Checa muy bien las diversas alternativas que hay para tu entretenimiento a costos sumamente cómodos.

Sigue estos pequeños tips y empezará a rendirte tu salario.