El amor y la vida en pareja es una de las cosas más bonitas que existen. Conforme la relación avanza las responsabilidades aumentan y en ocasiones el dinero disminuye.

Cuando en una relación el dinero no es suficiente, la presión y los malos entendidos suelen ser frecuentes, lo que provoca altos niveles de estrés y discusiones al 3 x 2.

Compartir tu vida con alguien, además de ser un acto de responsabilidad, y un acuerdo mutuo, implica echarse la mano económicamente hablando y así librarla juntos.

Sabemos que en ocasiones resulta muy difícil lograr un equilibrio y que probablemente en tu relación uno aporte más que el otro.

Aquí te dejamos: 4 tips para que el dinero no termine tu relación.

  1. Comunicación

No se trata de controlar el dinero del otro, sino que hablar de “los dineros” siempre será lo más importante.

Te recomiendo que se sienten un día que ambos estén relax y armen un presupuesto ya sea de “las cosas que necesitan para la casa”, además de los gastos personales y por qué no, comenzar a hacer un colchón para el futuro.

2. Saber administrar el dinero

Hay varios procedimientos para el manejo de sus finanzas en pareja ya sea: uno es el único que aporta, los dos por igual, de manera proporcional a sus ingresos, dividen los gastos o ambos dan todo lo que tienen.

Nos encontramos en una época donde tanto el hombre como la mujer trabajan. Yo les recomiendo que ambos aporten de manera equitativa y en el caso de que uno no tenga, el otro le eche la mano.

3. Pensar en el futuro

Si sus planes son casarse y en algún futuro formar una familia o tener una mascota es necesario que comiencen a prever esos gastos. Hacerlo de manera anticipada y prever lo que les depara será mucho más cómodo que realizarlo todo de tajo.

Otro consejo es que pidan una asesoría a algún experto para el tema de los bienes en el matrimonio. Lo más recomendado sin duda alguna es que sea por bienes separados, pero en el caso de querer una sociedad conyugal acérquense a un asesor que les lea las letras chiquitas con los pros y los contras.

 

También te puede interesar: 5 puntos que debes saber sobre las finanzas de tu pareja

4. Evita la infidelidad “financiera”

Este tema no deben dejarlo pasar, ya que, uno debe ser consciente de cuánto aportará y no por querer quedar bien con el otro “inventar” lana que no tiene.

Definan sus gastos y al tener en cuenta sus ingresos, tomen las decisiones adecuadas que no perjudiquen sus carteras o los asfixien.

Ahora ya lo sabes, a nadie nos gusta hablar “de lana”, pero para tener una relación sana con tu pareja y el dinero, es sumamente necesario.