¿Eres de las personas que a penas y sobrevive a la quincena? Esto no debería ser así, recuerda que a pesar de tener muchos gastos y en algunas ocasiones comprometida la quincena, nunca es tarde para iniciar un hábito financiero.

Aquí te dejo 4 consejos para que logres sobrevivir a la quincena e inclusive inicies la cultura del ahorro para que tengas el famoso “colchoncito” en caso de cualquier imprevisto.

Recuerda que tener una buena educación financiera te sacará del apuro y evitará que te endeudes o que pages intereses.

  1. Elabora un presupuesto

Realiza una lista donde apuntes lo que ganas y lo que gastas. Tener el control de tus ingresos te ayudará a administrar tu capital.

En ocasiones no nos damos cuenta cómo se nos va el dinero, por eso es muy necesario que tengas una buena organización.

Inicia con una planeación quincenal, mensual y la anual. Si sientes la necesidad de gastar porque aún te queda dinero trata de evitarlo y mejor ahorra ese sobrante.  Los gastos hormiga son aquellos que, aunque son de bajo costo, a la larga se acumulan y nos afectan de manera significativa.

2. Prioriza tus gastos

Recuerda que jamás se debe desequilibrar la balanza, por lo que debes procurar que lo que ganas sea más que lo que gastes, porque de no ser así tendrás que priorizar los gastos y eliminar los innecesarios.

Hay gastos que son necesarios tales como: la renta, el mantenimiento, los servicios, la alimentación y el transporte pero en cambio hay algunos otros que pueden esperar, estos son los denominados Lifestyle (Tv de Cable, Gimnasio, regalos, café diario, restaurantes, bares, entretenimiento, viajes, entre otros).

Prevé si puedes aguantar este tipo de gastos una quincena y llevarlos a cabo sin desfalcarte a la siguiente.

3.No te retrases en tus pagos

Cualquier retraso genera intereses y comenzarás a pagar mucho más de lo que debes, así que separa tus gastos obligatorios, congela ese dinero o págalo de inmediato, de esta manera evitarás endeudarte y pagar de más.

Además de todo, si te atrasas en tus pagos podrías generar una nota negativa en el buró de crédito y este historial resulta vital en el momento de obtener una buena calificación para ser acreedor a un crédito en el momento necesario.

4.Ahorra

“Imaginemos cosas chingonas” Tener el hábito del ahorro te solucionará la vida y podrás disponer de una buena cantidad en cuanto el apuro te apure, o simplemente comenzar a comprar tus propias cosas para el día que decidas independizarte.

Si ya vives fuera de casa de tus papás, aprovecha ese ahorro para viajar, conoce el mundo y vive libre de estrés y preocupaciones.

El ahorro es básico para cumplir nuestras metas y objetivos, tanto personales como profesionales.

No llegues a la quincena, elabora estrategias para que el dinero te rinda y así optimizarás con la cultura financiera adecuada.