¿Sabías que si te boletinan en las empresas, están violando la Ley?

¿Cuántas veces hemos escuchado hablar del “jefe tóxico”? Ese que te hace la vida imposible y no puedes hacer nada contra él.

Esta historia llegó a nuestra redacción y queremos compartirla contigo, porque sabemos que todos han enfrentado una historia similar.

Nota: Los nombres han sido cambiados para evitar futuras reacciones negativas contra nuestro Godín.

Martín llegó a trabajar a una empresa de cableado, tenía un jefe maravilloso que los dejaba descansar después de jornadas extenuantes.

Todo iba bien, tenía buen sueldo, vacaciones, días de descanso establecidos y no había nada que saliera mal.

De pronto un día cambiaron de jefes y llegó a la oficina “el ogro”, y Martín, como buen trabajador, pues hacía lo mejor que podía.

En cierto momento comenzaron a cambiar las cosas, ya no había días de descanso, las vacaciones no existían y el ambiente era tóxico.

Comenzaron las renuncias, pero Martín seguía ahí, era el líder del equipo y no podía dejar a sus colegas “abandonados”.

“El ogro” comenzó a amenazar a Martín enfrente de sus compañeros, como una forma de intimidación para que nadie se atreviera a revelarse.

Fue entonces cuando Martín decidió escalar el asunto e ir con los superiores, pero estos sólo le dijeron “no podemos hacer nada, él viene recomendado”.

Hasta el momento Martín sigue ahí, porque lo amenazaron con que si renuncia no le darían nada y se iba boletinado. “El ogro” sigue haciéndole la vida imposible.

¿QUÉ HACER SI TE BOLETINAN?

El “buro laboral” es una lista en la que se escriben los nombres de las personas que han entablado un juicio contra alguna empresa.

Dicha lista es elaborada por la Junta de Conciliación y Arbitraje, pero no ofrece detalles de cómo concluyó el caso.

La única forma de saber si estás boletinado, es si iniciaste o participaste en algún juicio laboral.

Si no has estado en esta situación y el reclutador te dice que sí, seguramente se trata de una lista con tus malas referencias laborales.

De acuerdo con el artículo 133, inciso IX, de la Ley Federal del Trabajo, se prohíbe a los patrones o sus representantes:

“Emplear el sistema de poner en el índice a los trabajadores que se separen o sean separados del trabajo para que no se les vuelva a dar ocupación”.

La acción de boletinar a un empleado, atenta contra el artículo 5 de la Ley Federal de Trabajo:

“A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que la acomode, siendo lícitos”.

Además infringe la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

¿CUÁNDO ES LEGAL?

Un análisis presentado por el diario El Economista, señala que sólo hay dos formas en que esta práctica podría ser legal.

La primera sería solicitando el consentimiento del trabajador; en segundo, poner de manera anónima los datos personales y que no sean identificables.

Si tú detectas que estás “boletinado”, puedes ejercer tus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición).

Deberás acudir al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) quienes te apoyarán en dicho proceso.

Cabe mencionar que no te podrán eliminar de la lista de “buró laboral”.

Una acción que puedes realizar es, si te postulas a través de internet, leer las cláusulas del privacidad de las páginas y evitar dejar tus datos personales en caso de notar “algo raro”.

 

Si te gustó, ¡Compártelo!

Cuéntanos tu historia Godín, si está chida la publicamos.


Mr. Godín es un personaje como tú, que a diario se enfrenta a la jungla de asfalto que llamamos CDMX. Tiene un Doctorado en “Cómo apañar lugar” y una maestría en “¿A quién cederle el asiento?”. Entre otras monadas, es Licenciado en Comunicación y Periodismo.