¿Sabías que tu mente es tu mejor aliado o tu peor enemigo financiero?

Es común que las personas tengamos dificultades a causa del dinero, lo que me ha puesto a pensar en las razones ocultas de nuestro mal manejo del mismo.

Porque, ¿no te parece extraño que la inmensa mayoría viva tras la quincena para pagar infinidad de deudas que se ha echado encima?

Nos han educado a favor del consumismo, lo que nos ha llevado a creer que comprar y consumir son sinónimos de bienestar y status. Razón por la que no tenemos empacho en endeudarnos.

Todo lo que pensamos crea nuestra realidad, entonces nuestras creencias de escasez y endeudamiento vienen justo de nuestros pensamientos, ni más, ni menos.

Debemos ocuparnos en reeducar a nuestra mente para cambiar el chip y así comenzar a generar la riqueza y abundancia deseada.

También te puede interesarLa importancia de contar con un fondo de emergencia

Para lograrlo sigue los siguientes consejos:

1. Haz un inventario de tus habilidades y destrezas.

Reflexionar sobre tus habilidades, capacidades y potencialidades te abrirá nuevas oportunidades para atraer dinero a tu bolsillo

2. Haz un examen de conciencia (mente) y determina si laboras en lo que más te gusta y en lo que mejor sabes hacer

Probablemente te encuentras en un trabajo que lejos de hacerte bien, te resta energía y deteriora tus capacidades.

3. Piensa en tus patrones generacionales acerca del dinero

Haz memoria y piensa cómo veían tus abuelos y tus padres al dinero. ¿Con tintes de escasez? O ¿cómo flujo constante?

4. Escucha a tu voz interior

¿Qué te dice tu mente?

Qué no te alcanza, que no puedes darte lujos, que a ver si sobrevive a la quincena, etc.
Eso es auto boicot financiero.

5. Repítele a tu mente inconsciente que eres rica, que la abundancia y éxito financiero siempre llegan a ti

Haz esto cada noche antes de dormir y cada mañana al despertar.
Verás cómo cambias tu chip sobre el dinero.

Como puedes ver, la mente puede ayudarnos para atraer la abundancia a nuestra vida.

Visualiza y afirma tu riqueza.