¿Te has puesto a pensar a detalle en qué gastas o inviertes tu dinero?

Siempre nos han vendido la idea de que nuestro bienestar depende de los productos y servicios que consumimos.
Estar a la moda es ley, y si es de marca reconocida, mejor aún, de lo contrario corres el riesgo de ser visto como bichito raro.

También te puede interesar: 5 consejos para ahorrar gasolina fácilmente en la CDMX

Invierte en tu inteligencia emocional

Entonces ¿Qué hacemos?

Fácil, gastar todo lo que percibimos y hasta un poco más, para aparentar lo que no somos.

El problema está en la autoestima. Porque muchas veces no nos sentimos lo suficientemente valiosos con lo que somos.

Todo se basa en la inteligencia emocional. Sí, esa que no nos enseñan en las aulas y que tanta falta nos hace.

Sabias qué, ¿las emociones son las causantes de hasta un 80% de nuestros comportamientos?

Si aprendemos a controlar y corregir lo que sentimos, seremos capaces de elevar nuestra autoestima y resiliencia.

Con lo anterior me refiero a esa capacidad de enfrentar cualquier situación, lo que hará una enorme diferencia en lo que pensamos, sentimos, hacemos y adquirimos.

Con inteligencia emocional aprenderemos que no es tan importante vestir prendas de marca, o consumir productos de alto costo para sentirnos bien.

Las modas nos las imponen las tendencias y las redes sociales, pero, ¿qué tan reales son las personas que son un “modelo a seguir”?

Así que, si consideras que tu autoestima necesita elevarse, inscríbete en algún curso o taller de I. E., o estudia por tu cuenta sobre la misma.

Verás que tu perspectiva cambiará y te sentirás cómodo con lo que eres y no por lo que tienes.

 

@BusinessLocker