¿Tienes más de 25 años y deseas independizarte de tus padres, hermanos y/u otros familiares, pero no tienes idea de cómo controlar tu lana y administrar tu nueva vida?

Aquí te dejo unos consejos prácticos para salir a flote sin tener que pedir apoyo.

1. Escoge pagar una renta baja.

Tal vez quieras rentar un depa de lujo para presumir con tus amigos, pero toma en cuenta que son muchos los gastos que te genera un hogar, así que mejor busca algo no caro en una zona segura.
Debes checar varias alternativas, como por ejemplo: cercanía con tu lugar de trabajo, medios de transporte disponibles, seriedad de negociación, cuotas de mantenimiento, luz, agua, entre otros.

2. Trata de vivir de forma minimalista

Entre menos cosas metas a tu depa, mucho mejor. Además de gastar menos, te servirá para cuando te cambies a otro lugar y no tengas que empacar y trasladar tantas cosas innecesarias.

3. Surte tu despensa en establecimientos económicos.

No compres en sitios caros, ahorra tu lana. Hay una diferencia sensible en los precios que manejan distintos establecimientos y tiendas departamentales. Checa y elige lo mejor para tu economía.

 

También te puede interesar: ¿Quieres dejar el godinato y formar tu propio imperio?

4. Acostúmbrate a hacer lista de compras.

Es común que al ir al super, te inclines por comprar de todo. Esto no te conviene, porque sólo llenarás tu alacena y vaciarás tu cartera.
Haz siempre una lista de lo que realmente necesitas y ajústate a ella estrictamente.

5. Elabora un presupuesto.

Será muy conveniente que elabores tu presupuesto de egresos mensual. Recuerda que hay gastos fijos como renta, luz, agua, telefonía y servicios de Internet, mantenimiento, gas, etc. Y otros gastos variables como supermercado, tianguis, propinas y más, que se suman a tus gastos habituales de gasolina, celular, cigarrillo, chupe, ropa y calzado.

Cómo verás, hay mucho que analizar y hacer cuando decidas salir del nido.