*No hay duda de la fidelidad que un perro puede dar a su dueño, y Sully ha demostrado a nivel mundial su amor y lealtad hacia George H.W. Bush al no separarse ni un segundo de su ataúd

 

Alguna vez un presidente de Estados Unidos dijo que “la mejor forma de tener un amigo en Washington es conseguir un perro”.

Sully, el fiel perro del mandatario estadounidense número 41, George H.W. Bush, ha demostrado al mundo su gran corazón y fidelidad hacia quien fuera su dueño desde junio pasado, y este lunes regresó a Texas junto con su difunto amo.

 

Foto: AFP

 

Un arnés con los colores de la bandera estadounidense adornaban la vestimenta de este fiel y peludo amigo, un labrador dorado que se encontraba en la pista de Houston, Texas, para acompañar el ataúd de su amo a bordo del avión presidencial, Air Force One, que fue prestado por Donald Trump para la ceremonia y homenajes en conmemoración de Bush padre.

 

“Misión completa, #Recordando41”, Jim McGrath

 

 

Foto: AFP

 

Este domingo el portavoz de la familia Bush, Jim McGrath, tuiteó, “Misión Completa” junto a la etiqueta #Recordando41 y una conmovedora foto en la  que se ve a Sully recostado frente al ataúd del exmandatario fallecido el pasado viernes 30 de noviembre a la edad de 94 años.

Sully, de dos años de edad, fue entrenado para asistir a exmilitares, y acompañó a Bush desde la muerte de su esposa Barbara Pierce Bush, con quien estuvo casado 73 años.

George W. Bush, el hijo, compartió la misma foto en su cuenta oficial de Instagram, junto con un mensaje que anunciaba la llegada de Sully al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en Maryland, en las afueras de Washington DC.

 

“Por mucho que nuestra familia extrañe a este perro, nos reconforta saber que traerá la misma alegría a su nuevo hogar, el Walter Reed, que trajo al presidente 41”, escribió Bush.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

As much as our family is going to miss this dog, we’re comforted to know he’ll bring the same joy to his new home, Walter Reed, that he brought to 41.

Una publicación compartida por George W. Bush (@georgewbush) el

Sully fue nombrado así en honor a un piloto retirado, Chesley “Sully” Sullenberger III, quien se volvió famoso luego de aterrizar de emergencia un avión de pasajeros en el río Hudson de Nueva York en 2009.

 

“La mejor forma de tener un amigo en Washington es conseguir un perro”

 

Los historiadores creen que el popular aforismo de Harry S. Truman sobre los amigos en Washington y los perros, es probablemente falso, al menos en el caso del 33º presidente de Estados Unidos, pues a él no le gustaban los perros.

Sin embargo este peludo puede llegar a enamorar a cualquiera,  su gran corazón y lealtad lo han convertido en una estrella en redes sociales. Es más, Sully tiene su propia cuenta en Instagram misma en la que lo describen como “el labrador más amable y gentil”, un juego de palabras que concuerda con  un discurso de Bush en 1988, cuando pidió “una nación más amable y gentil”.

En esta cuenta se encuentra una fotografía histórica en la que Sully está tendido frente a Bush y el 42º presidente Bill Clinton, quien lo derrotó en la carrera presidencial de 1992. Con el paso de los años los mandatarios entablaron una estrecha amistad.

 

Foto: Instagram

 

Bush padre, padecía un tipo de enfermedad de Parkinson que lo postró en una silla de ruedas, y Sully llegó a su vida gracias al grupo VetDogs de Estados Unidos, que proporciona perros de servicio a personas con limitaciones físicas o afectados por el trastorno de estrés postraumático.

Sin duda este can le regaló todo su amor, hasta el último día de su vida.

Imagen: AFP

Te puede interesar:
Conoce los detalles de las ceremonias en honor al expresidente George Bush
Habrá nuevas medidas de seguridad para motocicletas en la CDMX