CDMX, México.- En estos días es muy común ver que las personas utilicen pupilentes para lucir unos radiantes ojos de otro color del que por nacimiento obtuvieron. Este tipo de lente lo podemos encontrar en verde, azules o hasta negros y morados, en fin, en colores no acabamos.

Celine Dion se desnuda para Vogue

Sin embargo, hay gente que no soporta tener ni una pestaña o una pelusa que moleste su ojo, mucho menos un lente, aunque sea flexible, pero esto no pareció importarle mucho a una niña que, en su afán de tener los ojos azules, se colocó uno de muñeca.

Obviamente los ojos que se utilizan para los juguetes no están diseñados para entrar en la cavidad ocular, aunque ella no lo consideró, además, el artefacto era muy grande por lo que una vez colocado sufrió mucho dolor y, al intentar sacárselo, desesperación.

El video de la niña llorando y su madre batallando para finalmente retirar el ojo de muñeca se ha hecho viral. Seguramente la próxima vez lo pensará dos veces.

También te puede interesar: