* En las imágenes se puede ver a uno de los terroristas suicidas llegar al lugar del atentado, cargado con una mochila en donde traería los explosivos

 

Dos hermanos esrilanqueses musulmanes que figuran entre los kamikazes tuvieron un papel clave en los atentados que dejaron más de 320 muertos el domingo en Sri Lanka.

En el video se puede ver a uno de los terroristas cargando una mochila llena de explosivos en una iglesia repleta de fieles católicos.

Pocos segundos después se hizo explotar dejando decenas de muertos.

Después de la tragedia comenzaron a circular videos de cámaras de seguridad que captaron a los terroristas, que se presume formaban parte de un grupo local conocido como National Thowheeth Jama’ath (NTJ).

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación, los atentados provocaron una masacre en hoteles de lujo e iglesias católicas que celebraban la misa de Pascua, principalmente en Colombo.

Las autoridades atribuyeron la matanza al grupo islamista local NTJ, pero siguen investigando si pueden tener apoyo internacional, sobre todo después del anuncio del EI en donde reinvindicó los atentados.

También informaron que un atentado contra un cuarto hotel de lujo de la capital de esta turística isla fracasó.

Los dos hermanos, de entre 20 y 30 años de edad y cuyos nombres no fueron revelados, eran hijos de un rico comerciante de especias.

Según la policía, los dos suicidas operaban una “célula terrorista” familiar y desempeñaban un papel clave en el NTJ.

Los investigadores ignoran todavía si los atentados son obra de esta única “célula” o de equipos separados pero coordinados.

No se sabe tampoco si estos hermanos estaban en contacto con los otros kamikazes.

 

El atentado

El sábado, los hermanos tomaron cada uno una habitación en los hoteles Cinnamon Grand Hotel y Shangri-La, situados frente al mar en Colombo.

Se hicieron estallar cada uno en su hotel a la mañana siguiente durante el desayuno, casi al mismo tiempo.

En la lista de objetivos figuraba también un cuarto hotel, cercano a los atacados, según supo AFP.

 

 

Un hombre que intentaba cometer un atentado suicida llegó la víspera, pero cuando bajó a desayunar el domingo su mochila llena de explosivos no detonó por razones todavía desconocidas.

“Cuando se produjo la explosión del Shangri-La este hombre abandonó precipitadamente su hotel (…) Su pista condujo a un motel justo al exterior de Colombo”, contó un alto mando policial que pidió anonimato porque no está autorizado a expresarse públicamente.

Más tarde, al verse rodeado por la policía, el sospechosos se hizo estallar en Dehiwala, provocando la muerte de dos transeúntes.

 

Imagen: Youtube