* El encuentro entre los dos tigres se transformó rápidamente en enfrentamiento
* Los dos animales recibieron tratamiento veterinario, pero la tigresa no pudo ser salvada

El zoo de Londres defendió su decisión de reunir por primera vez a su tigresa de Sumatra con un macho llegado en enero desde un zoo danés, que degeneró en un enfrentamiento y provocó la muerte de la hembra el viernes.

El personal del parque está “conmocionado”, afirmó Katryn England, directora del Zoo de Londres, en un mensaje publicado en la página web de la Sociedad Zoológica Londinense (ZLS), que gestiona las instalaciones.

England refutó la críticas según las cuales los dos tigres no habían pasado suficiente tiempo en recintos separados antes de estar juntos.

Tras la llegada en enero de Asim, un macho de 7 años procedente de un zoo de Dinamarca, en el marco de un programa europeo de reproducción destinado a preservar especies amenazadas, los dos tigres pasaron diez días en recintos adyacentes, separados por rejas.

“Tras una observación atenta, estábamos convencidos de que era el momento oportuno para presentar a Asim con Melati”, afirmó la directora, quien confirmó que los dos felinos habían manifestado “interés y curiosidad” recíprocos.

Y consideró que “podía ser arriesgado” dejarlos separados demasiado tiempo, porque eso podía provocar “una acumulación de tensiones y de frustración”.

Sin embargo, el viernes, el encuentro entre los dos tigres se transformó rápidamente en enfrentamiento, pese a los intentos del personal del zoo por distraer su atención.

“Asim comenzó a retirarse cuando Melati lo atacó. Entonces, él la dominó en una fracción de segundo. Quedó mortalmente herida”, explicó.

Los dos animales recibieron tratamiento veterinario, pero Melati, una tigresa de Sumatra de 10 años, no pudo ser salvada.

Información e imagen: AFP