* Varias calles del centro y sur de esta capital amanecieron bloqueadas por cientos de jóvenes

Varias calles del centro y sur de esta capital amanecieron bloqueadas por cientos de jóvenes, que por cuarto día consecutivo exigen la renuncia del presidente de Haití, Jovenel Moise.

El hecho se originó por la publicación de un informe sobre la mala gestión del gasto público por corrupción.

Los manifestantes, que también condenan el alza en los precios de productos básicos, formaron barricadas en la carretera Kenskoff y otras calles de la capital, armados con piedras, palos y otros objetos.

En algunas zonas de sur de Puerto Príncipe, como el barrio de Carrefour, los manifestantes prendieron fuego a neumáticos usados, muebles viejos y otros objetos para protegerse de los uniformados e impedir su ingreso, mientras que en el centro, en las calles cercanas al Palacio Presidencial, muchos se han plantado.

En el camino hacia Kenskoff, en el barrio de Santiago, cerca de la residencia presidente Moise, hay un amplio dispositivo policial, luego de que durante las manifestaciones de ayer, algunos manifestantes lanzaron piedras contra la fachada del inmueble, según reporte del sitio Haití Press Network.

La irá social estalló el jueves pasado, cuando miles de manifestantes marcharon por las principales calles de la capital y varias ciudades del país para exigir la renuncia del jefe de Estado por los fondos que supuestamente han sido malversados por exfuncionarios gubernamentales y empresarios.

Los manifestantes condenan la indiferencia de Moise en el supuesto caso de corrupción, que según la opinión pública fue tolerada por el mandatario haitiano, y el aumento de los precios de combustibles, arroz, pan o leche.

Información: Notimex   Imagen: Wikipedia