* Un incendio devastó la práctica de las motos que debían participar en el Mundial de motos eléctricas
* Los bomberos necesitaron seis horas para acabar con las llamas producidas

Un incendio devastó la práctica de las motos que debían participar en el Mundial de motos eléctricas, cuyo inicio estaba previsto para mayo.

El fuego calcinó 23 motos en un siniestro que arrasó la carpa, donde se encontraban aparcadas con todo su material de apoyo.

“Afortunadamente no ha habido heridos”, precisó el circuito de Jerez, España.

Los bomberos necesitaron seis horas para acabar con las llamas producidas al arder una estructura fabricada con lona y plástico y con material inflamable en el interior.

En declaraciones a la web MotoGP.com, el director ejecutivo, Nicolas Goubert, precisó que el prototipo de una unidad de recarga se incendió propagándose el fuego al resto del material.

Los 18 pilotos inscritos y sus monturas estaban reunidos en Jerez para unos ensayos de pretemporada, con vistas a la  primera carrera que debía celebrarse el 5 de mayo en ese mismo circuito.

Los organizadores de MotoGP, la disciplina que reúne los grandes premios de MotoGP, Moto2, Moto3 y MotoE, afirmaron que el calendario de esta última categoría se vería modificado.

Las motos, todas fabricadas sobre el mismo modelo concebido por el fabricante italiano Energica Motor Company, desarrollan una potencia de 120 Kw (160 caballos) con una velocidad punta de 270 km/h.

Una máquina de MotoGP, la categoría reina, produce unos 270 caballos y una velocidad de 350 km/h.

Entre los otros pilotos inscritos figuran varios antiguos campeones de MotoGP como Sete Gibernau, Randy de Puniet, Mike di Meglio así como una mujer, María Herrera.

Imagen: Flickr