Una mujer se vengó de su marido de la forma más cruel, luego de que éste recibiera incontables llamadas de otra joven.

“Soy un hombre casado y no debí haberte dado mi teléfono”, son las palabras que lo obligó a pronunciar ante la cámara, arrodillado y con la cabeza baja.

Pero eso no le bastó, pues luego del discurso lo golpeó con dos varitas y el varón, avergonzado, huyó del cuarto.

"Soy un hombre casado y NO debí darte mi teléfono" … #EsposaBrava

Posted by Rodolfo El Chamo on Monday, January 23, 2017

También te puede interesar:
Aun si caes en ‘El Torito’ tendrás cena de Año Nuevo
Le declaran la guerra a la Mara Salvatrucha