*Un joven que vivía la vida sin preocupaciones comenzó a asustarse y preocuparse cuando descubrió esto en su pene

 

Esta sin duda será una historia algo incomoda y desagradable para algunas personas, pero sin duda será una gran lección.

Zach es un camarero británico que ha llevado una vida normal, incluida la vida sexual, o al menos eso asegura.

Al parecer el pasatiempo favorito de Zach no era precisamente la higiene personal, en especial cuando hablamos de su “mejor amigo”.

Cuando comenzó a tener ciertos problemas con el funcionamiento de su pene, e incluso durante el acto sexual, decidió participar en un programa de televisión llamado “The Sex Clinic”, donde un médico calificado y miles de personas conocerían su situación.

¡Que oso!

En un inicio Zach pensó que su problema podía solucionarse con una circuncisión pues había notado una anomalía en su prepucio.

Lo que nunca imaginó es que eso era solo una parte del gran problema.

“Mi ‘willy’ no funciona a veces”, dijo durante el programa. “El prepucio se mantiene por encima de la campana… tengo el problema desde hace unos nueve meses”

Foto: @DrNaomiSutton

De inmediato un especialista de The Sex Clinic le explicó lo que en realidad sucedía con su pene.

Le dijo que el crecimiento de su pene se debía a una especie de hinchazón conocida como “balanopostitis”.

Es decir, en realidad el malestar de Zach se debía al esmegma: una mezcla de grasa, piel desprendida y humedad que forma una secreción con un olor muy desagradable.

En los hombres, este proviene de las células de la zona del glande y de la porción interna del prepucio.

A pesar de que la acumulación del esmegma es dañina para la salud, lo cierto es que se puede tratar fácilmente con una buena lavada.

Lo peor del caso es que el joven prácticamente lleva una vida sin lavarse bien el pene y además, ¡tiene una vida sexual activa!

Parece hasta cuento de terror ¿cierto?

Imagen: Especial