*Gobierno retira apoyo a pescadores y estos amenazan con volver a la pesca ilegal; esto podría poner fin a la existencia de la vaquita marina, única en México

 

Hace una semana se dio a conocer el caso de la primera vaquita marina del 2019 encontrada sin vida, ahora los apoyos destinados a la protección e esta especie serán retirados por el gobierno.

Así es, México podría perder una especie única en el mundo, sin dar paso atrás.

La vaquita marina nació, creció y, pese a las dificultades, se reprodujo en nuestro país, y hoy podríamos presenciar su extinción.

Y es que el gobierno mexicano no ha sido capaz de regular la pesca para proteger a esta y otras especies en peligro de extinción en el territorio nacional.

Se estima que en el 2015 aun existían al menos un centenar de vaquitas marinas, sin embargo, hoy podrían existir entre 22 y 6 ejemplares.

Programa de “protección”

En un principio la solución del gobierno fue otorgar apoyos económicos para los pescadores de la zona del Alto Golfo de California para proteger a la vaquita marina.

Con esto el gobierno “garantizaba” la veda, además de que la pesca está prohibida en esta zona, por obvias razones.

Sin embargo, los pescadores de las comunidades de San Felipe y Santa Clara en Baja California, aseguran que desde el inicio del nuevo gobierno este apoyo fue retirado.

Por esto, amenazan con regresar con más de mil embarcaciones a la pesca, pese a que sea ilegal, esto, si el apoyo económico no les llega antes del 22 de marzo.

Los pescadores aseguran que lo que representa un peligro para las vaquitas marinas son las redes de “enmalle”, utilizadas por otros grupos pescadores para cazar al pez totoaba, muy valioso en el mercado de China.

Un caso de pesca con red de “enmalle” pudo haber sido la causa de la muerte de la vaquita marina encontrada el pasado 12 de marzo por la organización Sea Sepherd.

Parece que el gobierno ha preferido dejar que este problema llegue a su fin de la peor manera, al dejar que la especie simplemente desaparezca de la faz de la tierra.

¡Que alguien haga algo!

Imagen: Especial