* Estados Unidos y China anunciaron “cambios estructurales” luego del G20.

China anunció este martes sanciones más severas contra aquellos que vulneren la propiedad intelectual, como prohibir las vacaciones o la compra de inmuebles, unas medidas adoptadas en un momento en que Washington pide medidas concretas a Pekín en esta materia.

La poderosa agencia de planificación china (NDRC) publicó un texto, conjunto para 37 servicios gubernamentales, en el que establece las sanciones más graves. Si son incluidos en una lista negra, los infractores sufrirán importantes restricciones.

Esta iniciativa se produce después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, acordasen suspender la guerra comercial entre ambos países el pasado fin de semana en el G20 en Buenos Aires.

Trump denuncia con regularidad “las violaciones de derechos de propiedad intelectual” sufridas por las empresas estadounidenses en China.

Washington impone desde marzo de 2018 tarifas aduaneras para sancionar este tipo de prácticas, que suponen un coste de 600.000 millones de dólares anuales para las empresas estadounidenses.

Tras la tregua comercial, la Casa Blanca indicó que los dos países discutirán en los próximos meses “cambios estructurales” para reforzar la protección de la propiedad intelectual en China.

Con la nueva reglamentación, la Administración nacional china de la propiedad intelectual pondrá trabas a la hora de presentar patentes a aquellas empresas o individuos que hayan sido culpables de un “comportamiento deshonesto grave”.

Las autoridades también restringirán a los infractores el acceso a las subvenciones y a los mercados públicos. Éstos no podrán sentarse en los consejos de administración de las empresas estatales, comprar viviendas o pagarse vacaciones a precios razonables.

China incluirá en su lista negra a aquellos que sean culpables de haber infringido patentes de forma repetida, no haber respetado la reglamentación o de haber producido documentos falsos para registrar patentes.

“Para los que trabajamos en el sector de la protección de los derechos de la protección intelectual, recibimos con los brazos abiertos esta medida, declaró Bob Jin, del gabinete de abogados de Pekín LexField.

“No disponíamos de medios satisfactorios para tratar” los casos que comportan infracciones graves y repetidas, lamentó.

En un informe reciente, el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, acusó a Pekín de apoyar una campaña de ciberataques contra empresas estadounidenses.

China avanzó en los últimos años en su lucha contra las copias ilegales. Para ello, creó tribunales especializados en los contenciosos de patentes o de vulneración de los derechos de autor.

Información: AFP

También te puede interesar:

Protestas logran eliminar el gasolinazo y congelar tarifas de luz y gas

Finan a abogado de Florence Cassez y del Cártel de los “Zetas”