SANTIAGO, Chile .- El Senado de Chile aprobó la madrugada de este miércoles, tras un maratónico debate de 13 horas, la interrupción voluntaria del embarazo para tres causales, un paso crucial para despenalizar el aborto en un país de marcado sesgo conservador.

El abuso sexual ya no es considerado delito grave

El emblemático proyecto, impulsado por la presidenta socialista Michelle Bachelet, busca flexibilizar la estricta legislación y legalizar el aborto en caso de que la madre esté en peligro, si un feto es inviable o cuando el embarazo es resultado de una violación.

“Las mujeres de Chile merecen este mínimo reconocimiento a su capacidad de decidir”, escribió Bachelet en la cuenta de Twitter de la presidencia en referencia a los tres supuestos que contempla la medida.

Chile sigue siendo en la actualidad uno de los pocos países en el mundo donde el aborto es ilegal en todos los casos, en una señal de su tradición conservadora.

La discusión de la iniciativa, que ha dejado en evidencia la resistencia de legisladores del pacto gobernante de centro izquierda, ha sido aprobada por una ajustada mayoría en el Senado tras una fase decisiva que partió el lunes, después de más de dos años de tramitación en diferentes comisiones del Congreso.

Frente al riesgo de la vida de la madre, este fue el primero en aprobarse tras ocho horas de discusión con 20 votos a favor y 14 en contra.

La votación se pudo llevar a cabo tras rechazar, por un estrecho margen, la indicación presentada por el senador Andrés Zaldívar que buscaba establecer que en la práctica médica no se considera aborto los procedimientos para salvar la vida de la madre.

Sobre la segunda causal, la votación fue de 19 votos a favor y 14 en contra. Con esto respaldaron despenalizar la interrupción del embarazo cuando: “el embrión o feto padezca una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente, en todo caso de carácter letal”.

Tras casi tres horas de debate y con 18 votos a favor y 16 en contra, se aprobó la última causal que ha provocado más controversia, la de violación.