*Una gran iniciativa para crear conciencia del uso desmedido de recipientes desechables y todo gracias al Mundial de Rusia 2018

El Mundial de Rusia 2018 ha sido catalogado como “el mejor” de todos, tanto así que sigue dejando huella y ahora lo hace de una manera “sustentable”.

Estadio desechable

En Rusia hace unos días inauguraron una cancha de fútbol creada con miles de vasos de plástico que fueron utilizados en el Mundial 2018.

La cancha fue construida junto al estadio olímpico Fisht, en Sochi, lugar que albergó a millones de aficionados durante la puesta de fútbol.

Foto: actualidad.rt.com

El campo de fútbol fue hecho con poco más de 50 mil vasos de plástico que fueron recogidos por los anfitriones durante el campeonato.

La cancha mide 65 por 42 metros cuadrados y fue inaugurada bajo el nombre de The Budweiser ReCup Arena.

A la presentación acudió Marco Materazzi, leyenda FIFA y campeón del mundo.

¿A quién se le ocurre?

Esta idea fue un proyecto original de la cervecera Budweiser (BUD), uno de los principales patrocinadores de la FIFA.

BUD ha trabajado de la mano de la FIFA durante más de 30 años, pero en este Mundial se volaron la barda y decidieron irse por el lado de la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente. ¡Aplausos!

Los vasos fueron recogidos tanto en Sochi como en las 10 ciudades rusas en donde se disputó la copa mundialista.

Al Mundial de Rusia 2018 asistieron tres millones de aficionados y de acuerdo con Budweiser, se usaron más de 3.2 millones de sus vasos.

Y aunque muchos fueron utilizados como “souvenir” del Mundial, otros miles y millones se convirtieron en una cancha de fútbol.

Imagen: actualidad.rt.com