* Tesla no pudo cumplir sus expectativas de ventas al cierre del año

El 2018 fue sin duda un año difícil para la industria automotriz y para Tesla no fue la excepción.

Resulta que empresa fabricante de autos eléctricos y paneles solares implementó una medida para contrarrestar una baja en las ventas de la compañía.

Y es que recientemente anunció que el cuarto trimestre del año no alcanzó los pronósticos que tenían para Wall Street.

Por ello, decidió bajar el precio de sus autos en dos mil dólares para conseguir vender más.

Sin embargo, la decisión no fue positiva para sus acciones que cayeron tras el anuncio.

¿Por qué bajar los precios?

La decisión de Tesla de hacer una disminución a los costos de sus tres vehículos se vio motivada no sólo por las ventas.

Sucede que los posibles compradores de vehículos eléctricos ya no podrán gozar de un crédito fiscal federal para la compra de este tipo de autos.

Desde el 1° de enero comenzó la eliminación gradual de estos créditos.

A partir de esa fecha los compradores de Tesla vieron disminuido este beneficio de siete mil 500 dólares a tres mil 750.

Para finales del año el crédito será eliminado por completo.

Un mal cierre

Tesla tuvo buenos números con respecto a Wall Street durante casi todo el año.

Sin embargo, el cuarto trimestre no alcanzaron las cifras estimadas.

La compañía señaló que de octubre a diciembre entregó sólo 90 mil 700 autos de los 92 mil que esperaban los analistas.

Parte de las consecuencias fue la caída de sus acciones en más de 8%.

Números

En total, las ventas de Tesla fueron de casi 146 mil unidades del Model 3, el más económico.

También 99 mil del Model S y la SUV Model X, sus vehículos más caros.

Cabe señalar que el Model 3 tiene un precio inicial de 35 mil dólares, pero su compra es con al menos 45 mil.

Imagen: AFP

También te puede interesar:

Estos son los autos que pronto dirán adiós

Cierran 103 establecimientos por vender gasolina y diesel robado