• Con el ‘home office’ se cuida a los trabajadores y la productividad

El ‘home office’ es una gran opción para las empresas que cuidan el bienestar de sus empleados, desde el más alto directivo hasta el más modesto de ellos.

En México, es una práctica que apenas comienza a ser contemplada.

Sin embargo sus beneficios son indudables, ya sea que se aplique constantemente o en situaciones especiales.

Esto último es lo que ocurrió para algunas empresas de la Ciudad de México en los últimos días.

¡Hagan ‘home office’!

Las condiciones ambientales actuales de la CDMX son severamente nocivas para la salud debido a los altos niveles de partículas contaminantes en el aire.

Debido a ello, algunas empresas ubicadas sobre Paseo de la Reforma y en Santa Fe, aplicaron el programa “trabaja desde casa”.

También te puede interesar: Que no te vean la cara de “Godín”, está es la diferencia entre sueldo bruto y neto

Su intención es velar por el bienestar de sus empleados y, al mismo tiempo, cuidar su productividad.

Y es que de ese modo previenen que los trabajadores enfermen debido a la contingencia ambiental y que, al evitar largos traslados, trabajen mejor y más rápido al estar más descansados.

Este tipo de acciones también son aplicadas por estas empresas vanguardistas cuando se prevé que los empleados tendrán problemas para arribar a la sede de su trabajo.

¿Muchas horas son lo mismo que una gran productividad?

Cada cierto tiempo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) realiza un estudio para determinar las horas laborales de 38 países.

El resultado de tal investigación, en el año 2018, arrojó que México es el país con mayor número de horas trabajadas al año, según publicó BBC.

Sin embargo, también es el que menos productividad tiene entre esas naciones.

De forma opuesta, Alemania se ubicó como el que menos horas labora al año, pero con una excelente productividad.

En pocas palabras, en suelo azteca casi se vive para trabajar, pero las empresas consiguen los peores resultados de toda la OCDE.

¿Será buena hora para que se modifiquen los formatos laborales de antaño? Parece que sí.

Imagen: Flickr