* Un joven científico mexicano creó un unicel capaz de desintegrarse en tan sólo 30 días.

Axel Gómez Ortigoza, un biotecnólogo mexicano del Tec. de Monterrey, creó un biomaterial al que llamó Fungicel.

Detalla que es un sustituto de espumas sintéticas que se produce de desechos agrícolas, principalmente paja, la cual es sometida por hongos.

“El biomaterial es carbono neutral y se degrada naturalmente, puede ser usado como composta y en 30 días se absorbe por la tierra y la nutre, tal como sucede por algas si va a dar al mar” dijo Axel.

Y porque tramitología mexicana, la patente aún se encuentra en proceso de aprobación en México y EUA.

También te puede interesar: UNAM abre primer centro de acopio de unicel en la CDMX

Señaló que su método de modificación del hongo para la producción de Fungicel, es un proceso barato, eficiente y con el empleo mínimo de insumos.

FUNGICEL EN ACCIÓN

El material biodegradable ya ha sido utilizado con éxito en el mercado.

Fungicel

Por ejemplo, se utilizó como empaque de protección para botellas de vino, incluso se han hecho pruebas exitosas en electrodomésticos.

Además se trabaja en el desarrollo del material como paneles de construcción, que permitirían mejorar la acústica de una habitación.

Es decir, permitirá aislar los sonidos y ser menos flamable, en caso de incendio.

Axel Gómez asegura que sigue mejorando Fungicel; uno de sus objetivos es que conduzca electricidad, tenga color, olor y textura.

Por cierto, Axel fue reconocido por la revista MIT Technology Review, como uno de los 35 innovadores menores de Latinoamérica en 2018, en la categoría de inventores.

Foto: Internet