* Diez países de la organización se comprometen a “reducir de forma significativa los desperdicios marinos” producidos en sus territorios

Los países del sudeste asiático, que están entre los más contaminantes del planeta, llegaron a un acuerdo para luchar contra la contaminación de los océanos.

China, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Tailandia son responsables de más de los 8 millones de toneladas de plástico vertidos cada año a los océanos.

También te puede interesar: Trump sanciona a más empresas tecnológicas chinas

En la cumbre se celebró una “Declaración de Bangkok sobre la lucha contra la contaminación marítima en la Asean”.

En el texto, los diez países de la organización se comprometen a “reducir de forma significativa los desperdicios marinos” en sus territorios.

No obstante, como suele ocurrir con los documentos de la Asean, no se especifica ninguna medida concreta para lograrlo.

“Si no se reduce el uso de plásticos de un solo uso esta ‘Declaración de Bangkok’ no funcionará”, reaccionó Tara Buakamsri, de Greenpeace Tailandia.

Desperdicios marinos de esos países

Tailandia es mal alumno en términos de lucha contra el uso del plástico, por el intenso uso que realiza de los envases plásticos y la distribución de bolsas.

Las imágenes de canales atascados por los desechos plásticos en Filipinas, de playas vietnamitas cubiertas de desperdicios y de tortugas muertas.

Dan la vuelta al mundo y alarmaron a la opinión pública, pero los gobiernos asiáticos aún no tomaron medidas radicales.

Los activistas ecologistas, denuncian la ausencia de una política de preservación del medio ambiente y de un compromiso de los gobiernos de la región contra el uso de bolsas de plástico; se mantienen escépticos.

Irónicamente la cumbre se celebra en dos grandes hoteles, donde se gastan miles de botellas de plástico a disposición de los participantes.

Desde Digitallpost te puede interesar: Tras 43 años de régimen socialista, Cuba tendrá presidente de la República