* Las contraseñas como método de verificación de usuarios, podría desaparecer en los siguientes años con el desarrollo de la biometría.


El uso de las contraseñas como herramienta de seguridad en internet, podría desaparecer en los próximos años, pero ¿qué podría sustituir este sistema?

Apenas en 2018 la compañía Microsoft anunció que entre sus planes estaba acabar con las contraseñas y desarrollar un sistema de datos biométricos o “algo” para dotar de seguridad sus cuentas.

En tanto, la consultora Gartner predijo que para el 2022, cerca del 60% de las empresas reducirá su dependencia de las contraseñas como método de acceso para sus usuarios.

Jason Tooley, director de Veridium, empresa de servicios de autentificación biométrica, destacó que “las contraseñas son lo primero por lo que empiezan los hackers”.

Ello, porque la gente tiende a utilizar palabras fáciles de recordar y a veces cómunes, por eso los sistemas son de “fácil” acceso para los hackers.

También te puede interesar: Estas son las tecnologías que usará la Guardia Nacional en la frontera

LAS CONTRASEÑAS DESAPARECERÁN

De acuerdo con diversos expertos en tecnología, las contraseñas son consideradas como obsoletas, por lo que se debe evolucionar a un nuevo sistema de seguridad.

Esto representaría un ahorro importante para las empresas, pues podrían evitar que los departamentos de soporte técnico, dediquen horas a restablecer claves olvidadas.

Otro problema es que el crear diversas contraseñas para diferentes accesos, resulta algo “cansado”, por lo que la gente opta por utilizar la misma clave para todo y eso genera vulnerabilidad.

También te puede interesar¿Por qué quieren prohibir uso del reconocimiento facial en San Francisco?

LA BIOMETRÍA

Si bien algunas empresas han comenzado a utilizar una segunda opción a las contraseñas para verificación de cuentas, la biometría está ganando adeptos.

Por ejemplo, se ha comenzado a utilizar tokens, mensajes de texto con códigos, pero aún hay mucho por hacer.

La biometría, en tanto, contempla el uso de huellas digitales, patrones de voz y hasta reconocimiento facial.

Además ofrece una mejor experiencia al consumidor, pero debido a los problemas de ciberseguridad no tenido el desarrollo esperado.

La historia original apareció en BBC Mundo.

Foto: Pixabay