* El virus el Ébola al fin encontró una cura que ya fue aprobada por la OMS y está próxima para iniciar su comercialización en todo el mundo. 


La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la distribución de la primera vacuna contra el virus del Ébola, tras años de investigación.

Casi dos décadas después de que apareció el primer brote de esta enfermedad mortal, los científicos lograron dar un paso importante para atacarla.

La primera vacuna contra el Ébola está desarrollada por la compañía farmacéutica Merck y se llama Ervebo.

La Comisión de la Unión Europea otorgó a “Ervebo” la autorización para que pueda comercializarse en todo el mundo.

También te puede interesar: Nueva especie de ébola en murciélagos podría causar epidemia

En tanto, la OMS declaró que puede ser usada en países con alto riesgo de contagio.

“La vacuna cumple con los estándares de calidad, seguridad y eficacia”, señalaron las autoridades mundiales de la salud.

“El desarrollo, estudio y aprobación de esta vacuna contra el Ébola demuestra lo que puede hacer la comunidad global cuando le da prioridad a las necesidades de las personas”.

¿Cómo funciona la vacuna contra el Ébola?

El desarrollo de esta innovación médica, consiste en atacar el virus del Ébola con una vacuna inyectable.

Tras años de investigación, al día de hoy el fármaco ha demostrado ser efectiva para la protección contra la cepa Ébola Zaire, que es la más mortal.

Respecto al precio y distribución, laboratorios Merck aún no ha salido a dar un pronunciamiento oficial y sólo se limitó a decir que será accesible para todos los países.

Además que podrán obtenerla con apoyos de organismos internacionales.

El virus del Ébola

Esta enfermedad mortal registró mayores casos en zonas de escasos recursos, como Liberia, Sierra Leona, Guinea, Mali, Sudán o el Congo.

El virus del Ebola apareció por primera vez en 1976 con dos brotes simultáneos, uno en Sudán y otro en el Congo.

Al resgistrarse en regiones cercanas al río Ebola, fue que se le dio el nombre.

Fue hasta 2014 cuando el mundo se enteró de la trágica magnitud del alcance de esta enfermedad, con cerca de 28 mil personas infectadas y al menos 11 mil que perdieron la vida en África Occidental y Central.

Foto: Pixabay