* Bombardier ha confesado su interés en participar en las licitaciones para el Tren Maya
* López Obrador informó que los trenes se construirán en Ciudad Sahagún, Hidalgo

El Tren Maya será un hecho, una vez tomé posesión López Obrador se iniciará la licitación para saber en manos de cuál empresa, quedará la construcción del mega proyecto soñado por AMLO.

Bombardier, es una constructora de vagones de ferrocarril para pasajeros, que ha confesado su interés en participar en las licitaciones para el Tren Maya, luego que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunciara que podría ser esta empresa la que construya el ferrocarril.

“Tenemos pleno interés en el Tren Maya, estamos a la espera de que se den las licitaciones con el gobierno entrante y nos da mucho gusto la confianza que el presidente electo ha expresado en Bombardier”, dijo Paulina Ortega, vocera de la empresa en México.

La realidad es que Bombardier, no ha tenido hasta el momento ningún tipo de acercamiento con el gobierno electo, hasta ahora, esperan ganar la licitación, una vez empiece la nueva administración federal.

“No, no hemos tenido acercamiento, nosotros estamos esperando que se hagan las definiciones, que lleguen las licitaciones, estamos interesados en contribuir al mejoramiento de la movilidad”, detalló.

López Obrador había informado que para el proyecto del Tren Maya, los trenes se construirán en Ciudad Sahagún, Hidalgo, con la empresa Bombardier, pero todavía no hay nada confirmado.

La licitación será dada a conocer, de acuerdo con declaraciones del presidente electo, a partir del 1 de diciembre, fecha en la que tome protesta como presidente del país.

Se estima que el ferrocarril tenga una longitud de mil 525 kilómetros, conecte a los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco. El costo del tren podría elevarse hasta 150 mil millones de pesos y tardaría 4 años en ser construido.

También te puede interesar:

Tren maya “irá por donde no hay árboles”, sin impacto ambiental, dicen
Tren maya iniciará construcción el primero de diciembre de 2018: AMLO