* En México se destina una quinta parte del salario para hacer mercado
* Luxemburgo es el país en donde los ciudadanos gastan menos tiempo para cubrir la alimentación

En México ganar el pan de cada día, vale oro.

Para lograrlo se necesitan horas de trabajo y algunas veces, ni alcanza para hacer una despensa que cubra las necesidades de una familia integrada por cuatro personas.

Según la consultora inglesa MoveHub, alimentar a una familia en México y Chile representó el 19,32% y 18, 94% de un salario promedio alto.

La diferencia es que en México las horas trabajadas son más en un 18% que en Chile.

Cabe destacar que aquí se destina una quinta parte del salario para hacer mercado.

México hace parte de los países de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y es destacado por tener un horario laboral alto, con 2 mil 257,4 horas al año.

Un mexicano dedica 36,3 horas al mes de trabajo, para cubrir gastos de alimentación, mientras que Estados Unidos y Canadá gastan 10,3 y 12,8 horas al mes.

Luxemburgo es el país, donde los ciudadanos gastan menos tiempo para cubrir la alimentación, con tan sólo 8,6 de horas al mes, sigue Noruega y Alemania con 9,8.

El costo de la canasta básica en nuestro país es de aproximadamente mil 554 pesos al mes en zonas urbanas.

Con ese valor, cabe recordar que 33,7 millones de trabajadores ganan de uno hasta tres salarios mínimos.

Esto sin contar con los gastos que genera el transporte público.

México necesita una política laboral urgente que permita satisfacer las necesidades de los trabajadores, sin arriesgar su salud física y metal.

Imagen: Especial