* La CFE paga cada mes, cerca de 90 mil pesos en seguridad para proteger a sus empleados de ataques de perros.

Por años se ha dicho que los perros son el mejor amigo del hombre, pero esta teoría queda destruída en ciertas ocasiones.

Por ejemplo, hay quienes dicen que los perros saben cuando una persona es mal vibrosa y por eso se lanzan a las mordidas.

Tal vez por esto los trabajadores de la Compañía Federal de Electricidad (CFE) gastan miles de pesos para protegerse.

De acuerdo con el diario El Universal, la CFE compró a ahuyentadores de perros, para evitar que sus empleados sean agredidos.

En total fueron adquiridos 150 ahuyentadores de perros, cuyo costo fue de casi 100 mil pesos.

La información fue obtenuda tras una solicitud de información hecha por el diario.

A través de ese documento, la CFE detalló que en diciembre de 2015, destinó 93 mil 960 pesos para esos efecto.

Aseguró que todo se realizó a través de un contrato de adjudicación directa, con la empresa EEPAT de Mexico S.A de CV.

Dicha empresa, EEPAT, entregó 150 aparatos ahuyentadores, los cuales tuvieron un costo de 540 pesos cada uno.

“Se requiere la compra de ahuyentador para perros debido a los accidentes laborales (mordida de perros) a trabajadores del Comercial de la Zona de Distribución Lomas”.

Lo anterior, detalla El Universal, es la justificación de la CFE para la compra de dicho aparatos.

¿CÓMO FUNCIONAN?

Los aparatos ahuyentadores emiten una señal de sonido que sólo pueden escuchar las mascotas.

Y sí, lastima sus oídos.

Según CFE, son utilizados sólo en caso de ser necesario y para evitar que los empleados sean mordidos por los perros.

Foto: Pixabay