CDMX, México.- En el país tenemos la idea de que los regios son bien tomadores y que refrescan su sed con cerveza y de ahí su fama de fiesteros ¿qué no?.

Partiendo de esa idea, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) reveló en su “Estudio para la Prevención y Reducción en el Consumo de Bebidas Alcohólicas”, que los hogares regiomontanos, con un nivel socioeconómico medio, destinan hasta el 16% del gasto en alimentos a la compra de bebidas

“En la ciudad de Monterrey, el porcentaje de gasto destinado a la compra de bebidas alcohólicas es más alto que el promedio estimado en el resto de las áreas metropolitanas de la República Mexicana”, destacó la UANL.

Refirió que el porcentaje de gasto dedicado al consumo de bebidas alcohólicas crece conforme aumenta el nivel socioeconómico.

La coordinadora del estudio, Cinthya Caamal, expuso que en consumo de riesgo se encuentra el 12.2% de los encuestados y muestran un patrón de consumo de alcohol que aumenta el riesgo de consecuencias adversas para la salud, si el hábito de consumo persiste.

Alertó que el 11.7 por ciento de los encuestados está en situación “peligrosa” o “problemática” en relación al grado de consumo de alcohol.