* Los “ninis” becados de AMLO están renunciando a los programas de capacitación para el empleo que ofrece “Jóvenes Construyendo el Futuro” en Tamaulipas. 

El programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” fue creado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador para darle una oportunidad laboral a los “ninis”.

Se trata de un programa en el que los jóvenes reciben un pago por capacitarse para el mundo laboral, esto con una de las empresas que se unieron al proyecto.

Todo iba saliendo de maravilla, para ser la primera vez no estaba tan mal, pero llegó la hora de la verdad y muchos desertaron.

Así es, de acuerdo con el Diario Milenio, en Tamaulipas, muchos de los jóvenes que solicitaron la “peje beca” renunciaron a la capacitación.

De acuerdo con los datos, al menos 38 becarios que colaboraban en el Ayuntamiento de Ciudad Madero, Tamaulipas, renunciaron.

También te puede interesar: Los “becados” de AMLO no son “ninis”, tienen hasta posgrados

Manifestando que el horario que les impusieron de 8 horas, era demasiado.

Los encargados del manejo de los “becarios”, dieron a conocer que ya renunciaron 18 jóvenes y 20 más ya dijeron que iban a desertar.

El director de Recursos Humanos del Ayuntamiento, Juan Carlos Mora Velázquez dijo de los 97 estado bárbara. De los 97 jóvenes que tenían, sólo quedan 59.

“Algunos han abandonado el trabajo por falta de interés o porque no son muy responsables, el horario les afecta también. Tenemos 18 bajas y estamos esperando unas 20 más”, dijo el funcionario a Milenio.

A pesar de las bajas, destacó que no todos son “malos”, hay quiénes “son buenos elementos, buenos muchachos”.

Aunque eso sí, el funcionario resaltó que algunos “no quieren tener una obligación, un horario y desertan en el trabajo y ya no regresan”.

EL CONTRASTE

De acuerdo con información trascendida en medios, en los pocos meses que lleva el programa operando, se han registrado más de 300 mil jóvenes.

Mismos que tienen diferentes grados de estudio, desde nivel básico hasta posgrado.

Los número oficiales señalan que la mayoría de los que sí se apegan al programa como becarios, encuentran trabajo en poco tiempo.

Foto: Archivo