* Los depósitos bancarios en cajeros automáticos nos han facilitado la vida, pero debemos tener cuidado para no equivocarnos y pagarle a alguien más. 

¿Cuántas veces al realizar un pago, nos piden depositar el dinero a una cuenta?.

Y ahí vas al cajero automático con tu papelito y ¡pum! pusiste un 1 de más y ya le mandaste la lana a otra persona.

Hasta hace unos años, el banco te decía “no nos hacemos responsables” y bueno, pues te tocaba pagar doble.

Pero ahora, gracias a la cuarta transformación (bueno, mucho antes), esto ya puede ser revertido.

Lo único que debes hacer es seguir los siguientes pasos:

Debes estar consciente que, aunque se haya depositado en el mismo banco, tarda un poco en reflejarse.

Por lo que debes llamar de inmediato al servicio de atención al cliente del banco y decir lo que pasó.

Ellos se harán cargo del papeleo, incluso de verificar si de verdad te equivocaste.

Aquí es a la buena de Dios, pues dependes de lo que el falso beneficiario diga.

Después, en el banco te dirán qué hacer para recuperar tu dinero.

Si es de banco a banco, puedes pedir que cancelen la transferencia y la devolución total de la transferencia.

Bueno, ya hiciste todo lo que podías y el banco sólo te responde “es error del cliente”, puedes recurrir a una instancia legal.

Y eso te va a costar más dinero del que habías depositado. (Lamentablemente)

Para evitar una situación como ésta, es importante que se revise la información proporcionada al banco antes de hacer cualquier transferencia.

¿Y si pasó al revés?

No seas mala onda y llama al banco, diles que ese dinero no es tuyo y que deben regresarlo.

Foto: Archivo

También te puede interesar:
Antes de empeñar tus pertenencias, debes leer esto
Los peligros de negociar tu deuda con los de cobranza
Estas son las consecuencias de tirar tus estados de cuenta a la basura