* En este San Valentín debes tener cuidado, pues dar un regalo a tu querer puede salirte demasiado caro y te dejará con deudas.

El Día del Amor y la Amistad, una celebración que se caracteriza por obsequiar algo a las personas importantes en tu vida.

Si bien este festejo tiene muchos detractores, que dicen que este día es sólo mercadotecnia, lo cierto es que despierta nuestro lado “bonito”.

Aunque sí, una cosa que debemos entender y que además es importantísima, es que el dinero no compra el amor.

Muchos, en su afán de demostrar su amor, gastan “millonadas” en el regalo para su peor es nada.

Y algunos otros lo hacen para conseguir el sí de su crush.

Pero en el camino dejan muchas deudas, se quedan sin quincena y hasta, en el peor de los casos, sin pareja.

Para que esto no te pase y no te endeudes de por vida, aquí te van unos consejitos.

Porque al querer, ni todo el amor, ni todo el dinero.

1. Establece un presupuesto. Si era una persona previsoria, juntaste una lanita y cotizaste diversos productos y precios.

Si no, que es lo más seguro, del dinero que tienes establece un presupuesto y no lo sobrepases, por más grande que este el oso de peluche.

Recuerda, el regalo no hace la felicidad y menos es más.

2. Evita las emociones. Está bien, es un día para celebrar un sentimiento, el amor, pero que este no defina tu cartera.

Sabemos que quisieras darle lo mejor a esa persona amada, pero sabes que puedes hacerlos sin gastar de más.

Fíjate un producto en específico y no te salgas de esa línea, no vayas a terminar regalando un auto.

3. Evita las compras de pánico. Si las prisas no te dejaron elegir a gusto el preciado obsequio, no compres lo primero que ves.

Es cierto eso de que en esta época muchos comercios elevan los precios de sus productos, así que ¡aguas!.

Si de plano vas con el tiempo encima, puedes recurrir a las páginas de cupones de descuento, donde seguro encuentras algo.

Si de plano no, siempre están las manualidades. Una “cuponera” personal que el querer pueda cambiar cuando guste.

Ahora ya lo sabes, tienes todo para que este San Valentin te dejé un buen sabor de boca, y no con deudas.

Foto: Pxhere