* Si eres de los que siempre se está comiendo las uñas para llegar al final de la quincena, aquí te damos unos tips para que mejores tus finanzas.

Típico que aún no van ni tres días después de recibir tu quincena y ya te quedaste sin dinero.

Y lo peor es que ni siquiera sabes en qué te lo gastaste.

Pero no todo es tu culpa, bueno sí, pero poquito. Y es que nunca te enseñaron, ni aprendiste a equilibrar tus finanzas.

Cuando hablamos de ahorro solemos espantarnos, porque pensamos que guardar dinero es igual a quedarnos sin comer.

Para poder tener dinero durante toda la quincena, que te rinda y que no tengas que pedir prestado, hay una solución.

Lo único que debes hacer es una planeación de gastos o bien, un presupuesto personal.

De acuerdo con los expertos en Finanzas Personales, si te apegas a este presupuesto todo te va a salir “a pedir de boca”.

Pero vámanas por pasos.

El método más común para realizarlo es el 50-20-30, que permite distribuir de manera ordenada los ingresos.

Esto es: 50% de los ingresos será destinado para lo esencial: renta, servicios, comida, transporte, educación.

El 20% va para el ahorro y el 30% restante es para la diversión y gastos innecesarios.

Para poder lograrlo al pie de la letra, necesitas priorizar tus gastos y claro, organizar tu sueldo.

Analiza cuánto es lo que destinas para cada cosa, por ejemplo, cuánto pagas de renta y servicios.

Cuál es tu meta de ahorro y en qué lo vas a invertir, además no debes olvidar las deudas que tienes.

Siguiendo este método podrás tener un mejor rendimiento de tu dinero y no volverás a pedir prestado para llegar al final de la quincena.

Foto: Archivo

También te puede interesar:
Gastos hormiga, el principal enemigo del ahorro
Los retos de ahorro de Facebook ¿realmente funcionan?
Tu quincena puede ser hackeada