Típico, llega la quincena, te la gastas toda y cuando ves el calendario para esperar la siguiente quincena, resulta que será en tres fines de semana y comienzas a pedir prestado.

Sabemos que lo del ahorro no es lo tuyo, pues siempre vas viviendo al día, pero aquí te damos unos consejos para que puedas guardar algo de dinero y no pidas prestado en quincena larga.

– Piensa que ganas menos y gasta sólo eso, así el sobrante te podrá salvar en caso de emergencias.

– Guarda el cambio que traes en las bolsas, ese que te queda al final del día. Sólo utiliza lo necesario para el ‘pasaje’ del día siguiente.

– Deja de comprar chucherías. Sabemos que se antoja el cigarrito y el chicle, pero si lo dejas de hacer diario e inviertes esos pesos en ahorro, verás las recompensas.

– Deja de darte tus ‘gustitos’, está bien vas a decir que para eso trabajas, pero en épocas de austeridad salir a divertirse no es una buena opción, y en caso de ser inevitable, establece un presupuesto fijo y no te salgas de él.

– Siempre guarda dinero en la tarjeta, no saques todo el dinero deja algo para las emergencias de fin de quincena.