* Xbox aseguró que dejará de ser un espía de sus jugadores

La privacidad y los datos personales se han convertido en el gran tropezón de las marcas de tecnología en todo el mundo.

Al parecer, la posibilidad de las empresas de recopilar grandes cantidades de información sobre sus usuarios, se convirtió en una infranqueable tentación.

Esto propicia prácticas que pueden ser tachadas de violaciones a la privacidad de las personas.

Entre esas actividades, está la escucha de sus usuarios.

Grandes empresas, como Amazon y Apple ya han estado en entredicho por este tipo de escándalo.

Pues ahora Xbox, de Microsoft, cayó en la lista por ser un espía de los jugadores de sus consolas.

Según Vice News, los comandos de voz y las conversaciones de los usuarios de esta consola, son grabadas para que analistas externos puedan “mejorar la consola”.

Tras el escándalo inicial, Xbox aseguró, según la BBC, que dejará de actual como espía de sus fieles consumidores.

Sin embargo, aún no hay nada que asegure que se respete la privacidad de sus usuarios.

Cabe destacar que, según True Achivements, Xbox reportó más de 56 millones de usuarios el 2018.

También te puede interesar: YouTube actúa contra la propaganda China sobre Hong Kong

Reacciones

Esta oleada de escándalos han hecho que algunas empresas ya pongan el dedo en el renglón por cuenta propia.

Por ejemplo, Google ya lanzó una propuesta que consiste en reglas que deberían proteger los datos personales de cualquiera.

Del mismo modo, Facebook y Apple tratan de implementar estrategias para proteger a sus usuarios de un mal uso de su información.

Por otro lado, hay que señalar que es difícil asegurar que una marca viola la privacidad de sus usuarios o hace una mala práctica al sólo recopilar datos.

Pero lo cierto es que esa información puede ser un gran poder, por lo que la recolección de datos es una práctica en esencia peligrosa.

Incluso se presta para que alguien externo robe la información o que se cometa un error que exponga la privacidad de las personas.

¿Habrá que exigir entonces la nula recolección de datos personales?

Imagen: Pexels