La inteligencia artificial es una realidad y ya se involucra en el sector financiero. Por ejemplo, desde hace diez años se usan algoritmos en transacciones para automatizar operaciones como vender y comprar dependiendo de factores como las tasas de interés.

El próximo paso se llama “machine learning”, un sistema de aprendizaje automático que puede analizar millones de datos para detectar tendencias, correlaciones, previsiones y que decide por sí solo si comprar o vender.

Según proyecciones de la consultora Greenwich, más del 50% de las empresas del mercado utilizarán sistemas de aprendizaje automático (“machine learning”) en los próximos dos años.

Disminuir riesgos y detectar eventos catastróficos

Una de las utilidades de esta inteligencia artificial llamada “machine learning” es disminuir el riesgo a la hora de comprar, además de seleccionar el momento adecuado de hacerlo.

En el caso particular de los bancos, usar dicho sistema de aprendizaje automático ayuda a detectar fraudes y ataques informáticos además de analizar perfiles de clientes atípicos a la hora de conceder préstamos.

Por su parte, la Commodity Futures Trading Commission (CFTC), misma que se encarga de regular los mercados de futuros y opciones, considera que la inteligencia artificial se puede usar para detectar posibles “eventos catastróficos en los mercados”, como la ola de quiebras de 2008 o cuando la libra perdió 12% en dos minutos produciendo pérdidas para algunas empresas en 2016.

El “machine learning” suprime empleos

El banco central del Reino Unido reconoce que aunque el sistema de aprendizaje automático no crea nuevos riesgos, “puede amplificarlos”.

Sumado a esto, el profesor de NYU Stern y gestor de un fondo especulativo, Vasar Dhar, admite que “cuando todo el mundo utiliza los mismos algoritmos y toma las mismas posiciones, el mercado puede quedar muy desequilibrado”.

Esto se debe a que el “machine learning” no es capaz de explicar el “razonamiento” que llevó a tomar una u otra decisión. Como consecuencia, el sector financiero busca que los humanos sigan siendo responsables de las decisiones clave.

Sin embargo, la consultora Greenwich asegura que, “se están suprimiendo empleos a causa de la automatización, con veteranos de las finanzas que tienen un papel menor o fueron sustituidos por máquinas”.

Con información de AFP