* Huawei lanzó su primera televisión inteligente que viene con su nuevo sistema operativo HarmonyOS.

Huawei, prohibido por Estados Unidos en un contexto de creciente rivalidad tecnológica con China, presentó el sábado su primera televisión inteligente.

Vendrá equipado con su sistema operativo propio, HarmonyOS, y saldrá a la venta a partir de la semana que viene.

El gigante chino de las telecomunicaciones y número dos mundial de celulares inteligentes hace su entrada a un mercado dominado por Samsung, LG, Sony y Panasonic.

Esta televisión inteligente estará disponible a partir del jueves próximo en China y será comercializado por Honor, marca subsidiaria de Huawei.

También te puede interesar: ¡Por fin! Huawei presenta al mundo su sistema operativo “HarmonyOS”

El sábado, su presidente, George Zhao anunció que el fabricante no excluyó el lanzamiento del dispositivo en otros mercados, aunque no avanzó fechas.

“No es una simple televisión como la que conocemos”, advirtió Zhao en una conferencia de desarrolladores del grupo en Dongguan, China.

El aparato, que empleará el nuevo sistema operativo de la casa HarmonyOS, está concebido como una prolongación de los celulares inteligentes en la gran pantalla.

Funciona con el mismo ecosistema. De esta forma, los contenidos podrán sincronizarse y volcarse de un soporte a otro.

El equipo incorpora asimismo una cámara retráctil para hacer llamadas de vídeo.

Además cuenta con la tecnología de reconocimiento facial, destinada, por ejemplo, a bloquear a los niños el acceso a ciertos contenidos.

La nueva televisión servirá de escaparate al despliegue del sistema HarmonyOS, cuyas características fueron desveladas por Huawei el viernes.

Este sistema es la alternativa de Huawei en caso de que sea imposible usar Android por las sanciones estadounidenses.

En mayo, la compañía pasó a la lista negra de la administración Trump en un contexto de guerra comercial y rivalidad tecnológica entre Washington y Pekín.

Estados Unidos acusa a la marca de abrir puertas traseras para pasar información a la inteligencia china, algo que Huawei desmiente.

Foto: AFP