• Después de la escuela, un animador utiliza marionetas y reúnen a varios niños para que observen, maravillados, la instalación de un teatro en Siria

Walid Abu Rashid camina entre los escombros de Saraqib, de Idlib, con una tabla de madera a la espalda y una bolsa repleta de marionetas mientras un grupo de niños esperan ansiosos su nuevo espectáculo en esta zona de Siria diezmada por el yihadismo.

Con su teatro ambulante, este artista de 26 años intenta devolver la sonrisa a los niños de Saraqib.

También te puede interesar: Gobierno de AMLO subasta 3 casas de “El Chapo” Guzmán

Después de la escuela, los pequeños se reúnen entre las ruinas para asistir, maravillados, a la instalación del teatro. Los niños sonríen y aplauden, mientras Walid, con una peluca amarilla, anuncia el comienzo del primer acto.

El espectáculo, lleno de humor, cuenta una cautivadora epopeya entre un león y un ratón.

“¡Qué dulce es vivir en paz y amor!”, cantan los niños al unísono al ritmo de los movimientos de los guiñoles. Sus voces cubren las de las marionetas, que son difundidas por un altavoz conectado al teléfono móvil de Walid.

Entre el público, Malak, de diez años, dice que ha disfrutado de este inusual momento de diversión.

Animador utiliza marionetas para olvidar la guerra

En el sótano de su casa de Saraqib, Walid decidió improvisar una sala de teatro para recibir a los niños durante los momentos más crudos de violencia.

El objetivo era desafiar a la guerra ofreciendo a los niños representaciones bajo los obuses.

“Quiero combatir a los tiranos a través del arte”, argumenta.

En los últimos meses, debido a los repetidos cortes de electricidad, el teatro se ha convertido en una alternativa a la televisión y a la radio, afirma el actor.

Pero el entusiasmo del público viene de lejos. “El teatro forma parte integrante de la cultura de Idlib”, cuenta Walid.

Entre varias sesiones de fotos de recuerdo con los niños del público, asegura: “Os prometo que el espectáculo no se detendrá”.

Desde Digitallpost te puede interesar: Queman vivo a hombre durante manifestación en Hong Kong

Imagen: AFP