* Campesinos en la India están preocupados por sus sembradíos de flores, pues parvadas de pericos están acabando con ellos.

En la India, los campesinos están preocupados por sus sembradíos de flores de amapola.

Y no nada tiene qué ver con la marihuana, bueno sí, pero poquito.

Volviéndo al punto, los campesinos están preocupados porque parvadas de pericos están atacándolos.

¿Por qué? Bueno, resulta que la inocentes aves se alimentan de esos cultivos y pues ya son adictos a la sustancia.

Ya advirtieron a las autoridades de que los animalitos hacen estragos en sus sembradíos por su adicción a la goma de opio.

En redes sociales se difundió un video en el que se muestra el momento exacto cuando las aves actúan frenéticamente.

Los sembradíos están protegidos en un invernadero, que sólo abre el techo para recibir el sol.

Entonces, los pericos vuelen ansiosamente sobre el lugar para romper las vainas de la planta.

Las aves, incluso, han aprendido a esquivar todo tipo de trampas con tal de conseguir la goma.

Algunos logran cortar la flor completa y escapan volando con el botín.

Cabe mencionar que la goma de opio, a la cual son adictos, tiene dosis altas de morfina.

De acuerdo con información trascendida en medios, en Rajasthan, India, se cultivan legalmente 44 mil hectáreas de amapola.

Esto con la finalidad de producción de medicamentos como la morfina y codeína.

La planta, además de sus derivados ilegales, es uno de los analgésicos más antiguos en existencia.

Legalmente, se utiliza para crear analgésicos como la morfina y la codeína, entre otros.

La adicción de las aves no es la misma que para los adultos, pues mientras a nosotros nos relaja, para los pericos es como si tomarán litros de café de un jalón.

Foto: Captura