Esto ocurre cuando varias empresas pertenecen a la misma persona o al mismo grupo de personas.

Es decir, este acuerdo conlleva también un intercambio de participaciones accionarias.

Vale la pena señalar que algunos países suelen tener regulaciones o incluso prohibiciones sobre la propiedad cruzada.