* Niños reciben computadoras para mejorar su educación en las aulas, pero resulta ser que son viejas e inservibles para nuestra actualidad.


La educación en México es un tema que aún tiene muchos pendientes que resolver, sobre todo en cuestiones de calidad.

Así, los padres de las escuelas públicas demandan a la Secretaría de Educación Pública (SEP) que incorporen la tecnología para que los niños aprendan mejor.

Si bien, en los últimos años se ha trabajado en pro de la educación, en este año con la “austeridad republicana”, muchos programas se han ido perdiendo.

También te puede interesar: El ataque cibernético a Pemex afectó a 60 áreas de la empresa

En la sección “Kiosko” del diario El Universal, nos enteramos que a una escuela primaria sí les dieron computadoras, pero estas son inservibles.

No es que no prendan, más bien se trata de ordenadores viejos, de esos que nuestros papás y algunos millennials llegaron a ocupar.

Resulta ser que en La Paz, Baja California Sur, los padres lanzaron consignas contra el secretario de Educación Pública local, Héctor Jiménez Márquez.

¿La razón? Pasaron dos años de estar “muele y muele”, realizando papeleo para que equiparan el aula de cómputo, pero lo hicieron mal.

También se lanzaron contra el subsecretario de Gobierno, Esteban Beltrán Cota.

La escuela, para la cual los padres también dieron dinero para su construcción, recibió lo que tanto había pedido, 37 equipos de cómputo para los alumnos.

Pero estos parecen estar sacados de una película antigua, pues todavía traen la ranura para el disquete, algo totalmente obsoleto en la actualidad.

Además de eso, el representante de la SEP en BCS, Héctor Jiménez aplicó la “Poncio Pilato” y se lavó las manos.

Alegó que los 10 equipos seminuevos fue una entrega de “buena voluntad” del gobierno local, a cargo del PAN.

Foto: Pixabay