Con la llegada de la tecnología, nacieron nuevos términos para definir todo lo que ocurría en la red.

Así, nació el desarrollo ágil de software, que no es nada más que una serie de reglas para hacer más fácil el trabajo en internet.

Este desarrollo ágil, incluye toma de decisiones en los proyectos de software, en materia de métodos de ingeniería y el desarrollo iterativo e incremental.

Todo ese trabajo funciona en el tiempo y según la necesidad del proyecto.

Los métodos ágiles también enfatizan que el software funcional es la primera medida del progreso.

Pero como en todo, los métodos ágiles son criticados y tratados como “indisciplinados” por la falta de documentación técnica.

Es decir, es una serie de reglas que simplifican el proceso de creación de un proyecto de software.

Apoya a los programadores y desarrolladores en la creación de diferentes apps y plataformas.