La parálisis por garrapatas es una parálisis rara, ascendente y flácida que ocurre cuando una garrapata Ixodidae secretora de toxinas pica y queda retenida por varios días.

Ello es producido por las garrapatas hembras que están a punto de poner sus huevos y que tras picar la piel, liberan una neurotoxina que produce este tipo de parálisis en el organismo.

Los síntomas suelen manifestarse al cabo de 5 o 7 días después que el insecto se ha alimentado de la sangre de su víctima y produce una parálisis que empieza desde las piernas hasta el resto de las extremidades superiores, con una mezcla de entumecimiento y fatiga.

Una picadura de estas puede ser mortal.

Imagen: Pixabay