La castración química es el procedimiento para reducir la libido y la actividad sexual, a través de la aplicación de  diversos medicamentos: Dietilestilbestrol (DES), acetato de medroxiprogesterona o la hormona liberadora de hormonaluteinizante (LHRH).

Generalmente, la aplicación de este procedimiento está destinado, en varios países, para impedir que violadores, pederastas y otros delincuentes sexuales reincidan.